Glamour de hoy - Inmaculada Garcia Marta - Bloggera - It Girl - fiesta del Cochinillo 10

El glamour al comer un delicioso cochinillo asado

Queridas amig@s,

Hoy me gustaría hablaros de gastronomía y nada mejor que hacerlo hablando de una auténtica delicia como es el cochinillo.

Gracias a nuestra amiga Mamen, perfecta anfitriona, quién nos invitó a su maravillosa casa de campo situada cerca de Segovia, pudimos disfrutar de un fantástico día rodeados de buenos amigos, y como plato fuerte de la jornada: un exquisito cochinillo asado.

El cochinillo, lechón o tostón al horno es uno de los típicos asados castellanos, que mezcla la textura crujiente y tostada de su piel con una carne jugosa que hace las delicias de cualquier invitado. Es uno de los platos más típicos de Segovia o Ávila.

Según me cuenta un maestro cocinero segoviano, cocinar un cochinillo no tiene más secreto que la materia prima de calidad que se puede encontrar en Segovia. Para cocinarlo deberemos tener un recipiente con un tamaño suficiente  para que podamos disponer el cochinillo en él  ya que debe estar abierto. Es deseable que el recipiente sea de barro, pero no es fundamental. Antes de colocarlo en el recipiente se sala el cochinillo y se coloca con la piel para arriba. Después, echamos un chorrito de agua en el fondo de la fuente dejándolo como en un dedo con respecto al fondo. Se puede colocar unas tablillas para separar el cochinillo del recipiente aunque no es obligatorio. Ahora procedemos a encender el horno. El tiempo que tiene que estar varí­a según el tipo de horno por lo que es difí­cil decir una cifra exacta pero podrá sobrepasar la hora a hora y media. Las recomendaciones son no poner el horno al máximo (como mucho 180 grados) pues puede que se arrebate, y cuidar que no le falte lí­quido en el fondo al cochinillo. Si se elabora lentamente no hace falta darle la vuelta al cochinillo que es la mejor manera. Para saber que ya está hecho tenemos que observar que la piel está dorada. En ese momento paramos el horno y damos al grill para que la piel se ampolle  siendo opcional pasarle un pincel con manteca para que el resultado sea más vistoso. Una vez ampollado ya está listo. Partimos las raciones y ponemos en una salsera el líquido sobrante de la fuente añadiéndole unas gotas de vinagre.

Ingredientes:

  • 1 cochinillo Marca de Garantía de 4,5 k – 5,5 k.
  • 1 Vaso y medio de agua.
  • 200 g de manteca de cerdo fresca.
  • 4 dientes de ajo
  • Sal gorda (al gusto)
  • 3 hojas de Laurel
  • 1 cucharadita de tomillo y orégano

En definitiva, el cuidado y el esmero hacen que el cochinillo sea uno de esos placeres únicos en la vida que merece la pena probar. Yo, a pesar de no ser muy carnívora, lo he probado, y he de decir que es una verdadera delicia. Seguro que os gusta.

Un beso,

Inmaculada García Marta

Bloggera – IT girl – Glamour de hoy

Tags: , , , , ,

1 comment

  1. Pepelu

Trackback e pingback

No trackback or pingback available for this article

Leave a Reply